domingo, 18 de enero de 2009

¿La estafa del domingo?

Siempre en el contexto de Santiago a Mil, me fuí a ver "Orbis Viate”dela compañía catalana La Fura del Baus.

Pretendía tomar hartas fotos ya que por lo que había leido la cosa prometía, pero esta es la única que alcancé a tomar antes que la cámara cagara:


Son las 7 de la tarde y el show empieza a las 9, me siento en la vereda, saco la libreta con aires japonés que me regalaron para Navidad y me pongo a anotar lo que veo: a pesar de faltar algo menos de 2 horas para que la función empiece, Apoquindo ya está lleno de gente, obviamente no faltan los vendedores: fotos de lo que se supone viene, globos de diferentes formas y colores, barquillos, maní confitado, algodón dulce, agua y bebidas heladas...

Me detengo en el agua: se pasean varios tipos con refrigeradores portátiles caseros ¿que qué es eso? Tambores metálicos que han partido por la mitad, llenado de agua y hielo y adentro las botellas ¿que cómo hacen para acarrerar tremendo bulto? Fácil, apoyan los medios tambores en un soporte metálico con cuatro ruedas que empujan calle arriba y calle abajo sin importarles quién se les ponga por delante al grito de “¡agua helaaaa’! bebi’as fríaaaa!”.

Una guatona se para delante mío quedando su culo justo a la altura de mi nariz (sigo sentada en la vereda) ¿nadie le habrá dicho que con esos pantalones se le nota la celulitis? Del colales que lleva no digo anda porque yo también los uso.

“¡A cien la challa! ¡a cien la challa!” ¡Pardiez! ¿será año nuevo y yo no me enterado? Tal vez debería conseguirme las doce uvas.

Un señor pasa caminando con una maleta a la rastra ¿irá o vendrá? Una señora irrumpe en mi burbuja con un “¿se puede correr pa’llacito?” Mi burbuja es algo menos de medio metro a cada lado entre una persona y otra, mientras enchufada al ipod escucho Mozart observando lo que pasa a mi alrdedor ¿será que tengo el aurea demasiado grande? Siento que acaban de invadir mi espacio.

Noticia de última hora: el espectáculo empezará a las 21:45 y no a las 21:00 como se había anunciado ya que se necesita oscuridad ¿¡porque chucha no lo dicen antes?!  ¿no lo sabían cuando lo programaron a las 9? Creo que me empiezo a apestar...

El show empieza, ring ring teléfono “sí, parece que está empezando porque apagaron las luces... quería tomar fotos pero la cámara cagó... ¿la mona? No, hoy no sale por lo que leí en el diario... arriba de un edificio acaba de aparecer un tipo vestido de blanco y unas cosas como alas... jajaja no, todavía no habro la boca... Ya, le cortó, llamo cuando termine y le cuento, besos”.

Si he de ser sincera, bastante decadente el pseudo ángel, no aleteó ni siquiera una vez ¿La verdad? todo el trabajo lo hace el compadre que le toca manejar la grua que lleva al ángel por los cielos: le falla el pulso y termina estampanado contra un edificio o con las alas chamuscadas por algún cable de la luz. Confieso que mi lado sádico no deja de esperar algo de eso, le daría emoción al show.

Empiezan a iluminar un edificio, unos aspirantes a alpinista bajan de él haciendo un rapel bastante mediocre (¿qué culpa tengo yo de haber estado casada con un alpinista de verdad?), dónde el miedo se les huele a mil metros de distancia.

Aparece una rueda enorme que hacen girar unas personas dentro de ella como ratones de laboratorio al ritmo de una música ensordecedora; por una calle lateral surge un grupo de ¿actores? vestidos de blanco y llevando unas antorchas: el fuego con tanto enmascarado albo me recuerda al Ku Kux Klan ¿será que con esto de Obama se vuelven a poner de moda?

Veo al “ángel”, ahora sin alas, de cerca trepado en un vehículo digno de Mad Max: con sus greñas canosas y dientes amarillos me recuerda a algún científico loco de película hollywdense tipo Frankestein más que a Mel Gibson ¡lástima!

No han pasado 30 minutos y el show llega a su final, la mejor parte: nuevamente la grua entra en acción y levanta la rueda con los ratones de laboratorio y el auto de Mad Max por los cielos con una cola de fuegos artificiales ¿emulando la propulsión a chorro?

Resumiendo: mi sensibilidad artística debe estar en cero ya que no logré captar el fondo social del asunto ni asombrarme; más me pareció una mezcla de los ritos del Ku Kux Klan con Mad Max y todo aderezado con una música infernal. Cómo espectáculo, un excelente marketing.

Se supone que la historia termina el próximo domingo frente al Palacio de la Moneda en la Alameda, ya veremos si junto valor para ¿repetirme el plato?

4 comentarios:

xwoman dijo...

Ku Kux Klan?? jajajajaj!
Definitivamente el "arte" requiere de una reflexión más allá de lo visual. Yo creo fielmente en tu criterio y yo tampoco soy fácilmente asombrable (wow, qué dominguero sonó eso!)

Pära la próxima lleva dos cámaras! ;)
Un abrazo!

NoeliaA dijo...

jajajajaja "Del colales que lleva no digo anda porque yo también los uso"

Hombre de Neanderthal dijo...

Ja.

Chika migraña dijo...

Yo no uso colales... me parece que debe ser incomodísimo xD