miércoles, 18 de marzo de 2009

"Yikwa ni Selk'nam" (nosotros somos los Selk'nam)

¿Quién iba a pensar que los Selk’nam volverían a la vida con semejante fuerza luego de tantos años de silencio? Es increible la labor “propagandística” en pro de esta cultura que está haciendo la regata Portimao Global Ocean Race ¿la razón? El yate chileno Desafio Cabo de Hornos usó la figura de Kataix para el diseño de sus velas y casco rojo. Lo más curioso es que no deja de llamarme la atención que “La Colorina” (como su tripulación llama cariñosamente al barco) sea un “ella”, siendo que Kataix representa al único espíritú masculino capaz de intimidar a Xalpen, espíritu femenino que encarnaba a la guardiana del comportamiento de los hombres en una época en las mujeres los dominaban y ellos, obedientemente, mantenían la choza, trabajaban los cueros, cuidaban a los niños y cazaban. Eran ellas quienes tomaban las decisiones y ellos no tenían derecho a opinar. Todo eso representa Xalpen, y todo eso desapareción con la llegada de Kataix. ¿Entienden ahora porqué me llama tanto la atención que sea él (Kataix) quién representa la fuerza de ella (La Colorina)? ¿será la complementación de las fuerzas o la supremacía de un@ sobre la/el otr@? Tal vez ahí esté el secreto del buen andar de La Colorina.

Pero mejor dejo de divagar y voy a lo concreto: la mitología Selk’nam, y Kataix especificamente.

Kataix proviene de las alturas lo que lo hace pertenecer al eje del cosmos simbólico de los Selk’man: las alturas del cielo y las profundidas de la tierra, lo que se puede entender como lo bueno y lo malo respectivamente ya que Kataix muestra un comportamiento más benevolente hacia los hombres, siendo considerado como muy poderoso y gran prestador de ayuda ya que Xalpen se retira cuándo él aparece intercediendo a favor de ellos. ¿ Xalpen?Ella proviene de las profundidades y es mala (además de mujer). La pregunta del millón: ¿de dónde viene este resentimiento por Xalpen y las mujeres?

Bue... esa sí es una buena historia. En la época en que eran las mujeres las dominantes y los hombres los obedientes, ellas se los tenían totalmente engrupidos con que eran “diosas”, por lo que ellos, pobres crédulos, les hacían caso en todo (lo mencioné en el primer párrafo por si no recuerdan). Eso, hasta que llegó el día en que un hombre más astuto que el resto, descubrío que los espíritus que a veces ellos veían no eran tales si no que las mujeres disfrazadas; y claro, corrió dónde el resto de sus congéneres a contarles su descubrimiento y allí se acabó la vida fácil de las mujeres Selk’nam. La parte sangrienta de la leyenda cuenta que los hombres, profundamente heridos en su orgullo, mataron a todas las mujeres adultas y dejaron vivas sólo a unas pocas niñas para seguir procreándose.

Es este gran secreto que da origen ala ceremonia del Hain que marca el paso a la adultez y el que da vida a Kataix como el único que puede dominar los accesos de furia de Xalpen quién ante su presencia se retira temerosa liberando así, a los hombres.


Y toda esta historia, que da para más de una segunda lectura sobre un tema absolutamente vigente (la relación entre hombres y mujeres), proviene de un pueblo que apareció hace más de doce mil años, cuando la gran isla de Tierra del Fuego aún no se separaba del Continente y grupos de cazadores que perseguían guanacos, entre otros animales, llegaron hasta el confín meridional de América. El derretimiento de los hielos al finalizar la última glaciación escribió el resto de la historia al elevar el nivel de los océanos, originando numerosas islas (entre ellas el Cabo de Hornos) y formando el Estrecho de Magallanes.

La odisea parece haberse conservado en los mitos del pueblo Selk’nam ya que varios describen las enormes olas que aislaron a los cazadores que nunca más pudieron volver al Continente, y teniendo que aprender a vivir en uno de los ambientes más difíciles del globo, en medio de la nieve y el hielo, en las costas desmembradas del Pacífico o del Cabo de Hornos, siempre abatidos por vientos y temporales además de muy poco sol; todo eso, ayudados por una tecnología mínima pero riquísima en econocimientos e ideologías.
“Ellos confirman lo errado de la idea que asocia un desarrollo tecnológico pobre o simple, con un desarrollo intelectual igual de escaso. A pesar de estar insertos en un entorno rudo, hostil y con un alto grado de movilidad (no debemos olvidar que eran cazadores recolectores), tienen una construcción ideológica de alto nivel conjugada con una gran abstracción ideológica, estética y simbólica. Es dentro de este contexto ideacional (de las ideas) que se deben analizar las pinturas corporales de los Selk'man considerándolas como una síntesis entre tecnología, materias primas disponibles y formas mentales de organizar el mundo”. (“La Pintura Corporal Selk’nam y su Carácter Iconográfico” de Itaci Correa y Carola Flores. Revista Wereken N°7, II Semestre 2005, Santiago, Chile)


1 comentario:

Anonymous dijo...

Eso de los Selk'ams me sonaba a personajes del Señor de Los Anillos, jaa muy interesamte Conqui.

Hey y esa foto con tus bailarines !!? jaja genial.

P.D. A ver si me agregar de nuevo en el facebook, pues !! Beso
Isa