domingo, 19 de abril de 2009

Con Perdón...

OK. Tal vez soy una hereje ¡pero permítanme tener mis dudas!

Confieso que escuchar eso de “una virgen con pilas” en la tienda que hay saliendo a mano izquierda de la iglesia no dejó de producirme cierto repelús.

Debo ser media cuadrada en mi forma de pensar pero la idea de mezclar tanta espiritualidad con las prosaicas pilas no deja de parecerme inquietante. Confieso que faltó poco para que preguntara si las pilas eran eveready o las duracell del conejito, es más, por un instante imaginé a la pobre virgen moviéndose de atrás hacía adelante al ritmo de sus platillos.

Sentada fuera de la iglesia observé pasar a cientos de personas, miraba sus caras y me preguntaba ¿de verdad creen que se les cumplirán sus ruegos por venir el 19 de cada mes? ¿Cuántas esperanzas traen y con cuantas saldrán? ¿Se le cumplirá a alguno sus peticiones? ¿De verdad necesitan toda esta parafernalia para sentirse cerca de Dios?

“Todos venimos a suplicar. Todos los que estamos aquí es porque tenemos problemas” escucho decir al sacerdote por el altoparlante que deja oír afuera lo que se dice dentro de la iglesia. ¿No puede haber alguien que simplemente venga a agradecer? me pregunto yo ¡Pobre Dios! ¡Cuanta paciencia ha de tener con nosotros los humanos! Si yo fuera Él hace rato me habría aburrido de tanto pedigüeño y malagradecido ¡ni siquiera para su cumpleaños lo dejan tranquilo! Esto de ser Dios debe ser agotador ¡trabajo a tiempo completo! Y con eso de los husos horarios ni noche para descansar tiene.

¿Por qué todas estas divagaciones? Pues porque acompañé a mi madre a la misa de San Expedito, el de los milagros rapiditos como repite el cura una y otra vez con voz de promotor radial. “El de los milagros rapiditos”… buen slogan para estos tiempos dónde todo tiene que ser ¡ya! de inmediato, y la paciencia es una virtud que ni siquiera la iglesia parece cultivar.

Sí, posiblemente yo sea una hereje…

2 comentarios:

Anonymous dijo...

Te ruego San Expedito, dame paciencia por favor, pero ¡dámela ya...!

-el soto

La Vaska dijo...

jajajaja parece que sí tuviste un mal domingo ;)