jueves, 2 de abril de 2009

Mi santo se la jugó.

Hoy es San Francisco de Paula, patrón de los viajeros, navegantes y hombres de mar entre otros; y hoy La Colorina ganó la pata entre Wellington (Nueva Zelandia) e Ilhabela (Brasil), tercera atapa de la Portimao Ocean Global Race que debe terminar en Portugal dentro de algunos meses más.


Podría decir muchas cosas sobre que el Desafío Cabo de Hornos haya ganado, pero me da lata caer en el sobajeado "grandes", "ídolos", "son un ejemplo" y bla bla bla tan típico en estas oportunidades; y los "fuuuuu fuuuuuu" que repartí por ahí, los tengo guardados para la próxima etapa. No, no haré eso, en su lugar haré una confesión...


Confieso  lo sorprendida que me tiene Felipe con la asiduidad y constancia con que ha estado publicando el desarrollo de la regata en su blog... ¡no lo puedo creer! Recuerdo varios años atrás, cuándo yo trabajaba para él haciendo la revista de Marina del Sur... ¡era un parto lograr que me pasara la editorial!, y casi siempre teníamos problemas con la cantidad de palabras: o eran muchas o eran pocas. ¿De qué hablaba en ellas? de construir sueños respondería yo para resumir; hoy abrí una de esas revistas al azar (las guardo como hueso de santo) y lo primero que leí fueron las últimas palabras de su editorial de noviembre del 1996 : "Algunos sueñan con el éxito, otros se levantan más temprano".

¿Conclusión? creo que empezaré a poner el despertador más temprano luego de ver los resultados de La Colorina en esta última pata!!!

No hay comentarios: