lunes, 20 de julio de 2009

domingo, 19 de julio de 2009

Retazo

“... Aquí, sentada en la hierba bañada, rodeada de los animales que a mí se acercan espero que la noche caiga para salir a bailar bajo la luna llena que ya se vislumbra en el cielo, mientras el rumor del mar se siente a lo lejos,

Observo atenta como la luna se mueve lentamente en el cielo, y con ella me muevo yo, despacio, cautelosa, busco el olor que me persigue en sueños, olor a sándalo y bergamota, a ron y cuero, a sangre y pasión...

Soy parte del paisaje y me muevo con lentitud y precaución, siguiendo mi instinto, buscando las señales, oliendo las huellas.

Observo a mi alrededor y veo una tierra sin horas, sin noches o días; el tiempo no transcurre, siempre es presente, siempre es noche, siempre es melancolía y soledad y tristeza y abandono. Es tierra yerma de sueños y fértil de pesadillas, tierra de frío y fatiga, tierra hecha de papel molido. Veo sus caras; almas llenas de miedo disfrazadas de ira, almas ansiosas de vida, almas perdidas en un tiempo inexistente dónde sólo el instante es lo real.

Y la luna brilla llena de sarcasmo ante estos espíritus perdidos, rie al ver como buscan su luz para encontrar el camino y se esconde: las nubes confabulan con ella y la ocultan tras sus rechonchos cuerpos. La oscuridad es casi total y yo invoco a los dioses para que me guién hasta esa luz que se empieza a vislumbrar....”


Amor imposible

Lo vio. Se detuvo. Giró sobre sus pies y dándole la espalda retomó sus pasos.

No quiso verlo, tampoco tocarlo y mucho menos olerlo. Ya su sola cercanía la hizo enrojecer mientras su corazón empezaba a bombear sangre más rápido; la garganta se le cerró y tragar se convertió en una labor titánica; los ojos le lagrimeaban y un fino hilillo de agua empezaba a correr por su nariz.

¿La verdad? No importaba nada que él fuera elegantemente hermoso y de mirada penetrante, definitivamente jamás podrían vivir juntos por más que quisieran: ella era alérgica a los gatos.


( por suerte que yo no)

sábado, 18 de julio de 2009

Mudanza

Hoy encontré la que será mi próxima casa; debería decir departamento porque eso es lo que es, pero la palabra casa la siento más "hogareña" (debe ser por aquello de "¿cuándo vai pa' la casa?").

Estoy feliz, tiene vista. Voy a tener espacio para dejar correr la mirada más allá del muro gris que veo ahora cada día al levantarme; voy a poder empezar a dejar volar la imaginación nuevamente ¡y voy a tener cientos de alternativas dónde curiosear! (debo recordar robarle los prismáticos a la mamá).

Otro punto a favor: quepo en la tina con las piernas estiradas. ¿Cómo lo sé? me probé la tina, obvio. La pobre corredora de propiedades tiene que haber pensado que estaba loca, pero da lo mismo; ella me pareció loca a mí cuando se fue de narices contra la ventana de la terraza pensando que estaba abierta...

Bue... como sea: estoy feliz porque el 1 de agosto (tal vez antes) me iré del suelo al cielo ¡y tendré sol! (debo comprar plantas para la terraza)

jueves, 16 de julio de 2009

Sting


Gracias

Terabyte

Estaba saltando de aquí por allá en internet, viendo cosas re entretenidas y al "guardarlas" para volver a verlas en otro momento (me tengo que ir a bañar) me puse a pensar en la enorme cantidad de información que se puede llegar a guardar para verla en otro momento... La pregunta es ¿tendremos alguna vez tiempo de ver toooooda esa información? de estudiarla, de masticarla, de ir más allá de los titulares de ese link y buscar 100 más para ir confrontando y tener nuestra opinión...

Reformulo la pregunta: ¿hasta que punto somos capaces de digerir tanta información?

Conversando con C. el otro día me dijo que tenía guardado casi un terabyte de info; yo ni siquiera conocía la existencia de esa palabra. Un terabyte son mil giga ¡mil giga! ¿pero tienen la más remota idea de cuanta información es esa? ¡es una locura! yo no sabría qué hacer con ella ¿la revisará alguna vez? ¿recuerda toooodo lo que tiene y busca el archivo correspondiente cuando lo necesita? Debe tener file de todo, fotos por montones, música por inmensidades y miles de programas que hacen una u otra cosa, por mencionar sólo algunas cosas... ¡uf! Abrumador.


... ahora me voy a bañar.

miércoles, 1 de julio de 2009

Nunca imaginé qué tanto...

Recién poco más de 24 horas después de haberme operado la vista, me empiezo a dar cuenta de cuanto detestaba realmente los anteojos; más que los anteojos, el depender de ellos para cuálquier cosa (9 dioptrías no son pocas). ¿Como lo supe? al darme cuenta que como ya estoy viendo ahora, estoy mil veces mejor a lo que era hasta ayer en la AM.

Se supone que son 3 días aprox. lo que demora el ojo en recuperarse del shock, eliminar remedios y empezar a funcionar como debería funcionar: perfecto. Mi ojo recién va en el primer día de recuperación y ya está muchísimo mejor excepto que me parece estar viendo todo detrás de una capa fina de aceite , es no sé qué solución que tiene que ir desapareciendo, por lo que alucino en como iré a estar viendo para el viernes... ¡ahora sí que voy a ver los detalles y no a imaginármelos!