sábado, 14 de noviembre de 2009

El aviooonnn!!!

No sé a ustedes, pero a mí definitivamente me da curiosidad saber como llegó ese avión hasta ahí, plena Carretera Austral, dónde el diablo perdió el poncho como decimos en Chile...

La Carretera Austral es un camino de tierra abierto a punta de fuerza de voluntad y pala que, empezando cerca de Puerto Montt, desciende por toda esa costa recortada que se forma dónde la Cordillera de los Andes se hunde en el Pacífico creando los fiordos más alucinantes que jamas he visto en mi vida. Allí la vida tiene otro ritmo, las distancias se miden en días de caminata o navegación, pero no en kilómetros (esos los usamos nosotros, los capitalinos neurotizados por el reloj y la prisa), un lugar dónde siempre hay tiempo para un "té frío" (vino blanco) y una conversación, dónde todo sirve y nada se pierde ¡y ese avión definitivamente no se perdió! ¿ven como lo transformaron en casa? No conozco su historia, llamé a la puerta y nadie me abrió, debí suponerlo al ver que no salía humo de su chimenea...

Trato de imaginarme su historia ¿cuantos años llevará allí? muchos por su aspecto, pero ¿qué son muchos? ¿diez? no lo sé. ¿Y como llegó? no hay pistas de aterrizaje ni remotamente cerca ¡menos para un avión de ese tamaño! ¿Se habrá caído? puede ser, le faltan las alas... Y si se cayó ¿fue ahí mismo? Si no fue así... ¿como lo movieron? por alguna razón no dejo de sonreír al imaginarme una "minga" de avión ¿y qué es la "minga"? una muy noble tradición chilota que dejaré para mi próximo post...

No hay comentarios: