domingo, 29 de noviembre de 2009

Evolución

Las uñas de los pies no sirven para nada, las de las manos un poco más: para rascarse la oreja, sacarse la comida que queda atrapada entre los dientes y poco más. Eso, en respuesta a la pregunta de ¿para que sirven las uñas?

¿No será perderlas el siguiente paso en la evolución del hombre?


(Definitivamente a esta señora no le toca hacer aseo...)

No hay comentarios: