viernes, 20 de noviembre de 2009

La 406

Es complicado tratar de escribir arriba de la micro; tengo que aprovechar las luces rojas y las detenciones en los parederos.

¿Y esto a pito de qué? a que no quiero ser como el padre Gatica, ese que predica y no práctica: si hablo de tener una libreta siempre a mano para anotar lo que se nos pase por la cabeza (sueños supuestamente) debo partir dando el ejemplo, así que aquí estoy sentada en la 406 bajando por Providencia rumbo a la Universidad de Santiago a buscar un cheque mientras en el IPod escucho a Mecano cantar eso de "... otra vez el champan, las uvas y el alquitrán..."

Levanto la cabeza y veo que ya vamos pasando frente a la Iglesia de la Divina Providencia. Mala idea levantar la cabeza: me quedé pegada un buen rato mirando por la ventana. Veo a las personas que caminan por la calle y no puedo dejar de tratar de imaginar historias sobre ellas. Por ejemplo, un hombre de chaqueta y corbata pasa corriendo y no puedo dejar de preguntarme si irá tarde al trabajo; veo a un tipo de pelo largo y tatuaje en el cuello esperando micro ¿será un lanza recién salido de cana o yo soy una prejuiciosa?

Llegamos a Plaza Baquedano y Bosé me canta "... ron con coca-cola..." en el IPod ¡qué ganas de irme de vacaciones!

Veo un cartel que anuncia a Zalo Reyes cantando en "La Tuna" ¿dónde cresta queda eso? Zalo Reyes... ¿seguirá cantando "con una lágrima en la garganta..."?

Biblioteca Nacional, luz roja: las personas parecen hormiguitas laboriosas al cruzar la calle. Iglesia de San Francisco a la Izquierda, sería bueno que arreglaran la cúpula y el campanario ¿tan caro será? es una pena ver como cada día se descascara un poco más. Club de la Unión a la derecha, mi paredero de todos los días pero hoy voy un poco más lejos.

Palacio de la Moneda ¿quién será el próximo presidente? Diosito... ¡que no sea Frei por favor! Ministerio de Defensa al frente (un par de vuelos rasantes sobre Tacna no sería mala idea para que los vecinos se dejen de wevear...).

Torre Entel... ¡Por Dios que es fea!

¡Mierda! me pasé de paradero, fín del viaje... por ahora.

No hay comentarios: