lunes, 1 de marzo de 2010

Terremoto


Así quedó el depa la noche del 27 al 28 de febrero del 2010 ¿la verdad? me recagué de susto; fuertón pasar un terremoto de más de 7 grados Richter en un doceavo piso.

Puertas que se abrían y cerraban solas, la cama saltando, ruidos de cristal y libros y muros y puertas... Oscuridad y más estruendo... rayos de luz iluminando la noche: son las transformadores que saltan. Sirenas, algún grito, alarmas desatadas y en alguna parte un río de agua que corre...

¡Llamar por teléfono antes que las líneas se saturen! la persona que más me importa está bien, me da noticias del resto, todos OK... Los ángeles me cuidan: muere el teléfono pero yo ya sé que mis seres queridos están bien. Faltan minutos para las 4 de la mañana pero nica puedo volver a la cama como si nada hubiera pasado... bendito iPhone, bendito Movistar (publicidad gratis): jamás perdí la conexión a internet y por Twitter supe que pasaba en el resto de Chile (correcto, soy una más de los miles de chilenos que se olvidaron que nuestro país es tierra de terremotos y no tenía radio a pilas).

No hay comentarios: