miércoles, 30 de marzo de 2011

Estamos fregados...

Como prueba de que la raza humana se dirige inexorablemente hacia la estupidez total, aquí van algunas instrucciones autenticas que aparecen en las etiquetas de diversos productos de consumo.

-En una caja de jabón Dove. INDICACIONES:
UTILIZAR COMO JABON NORMAL. (¿como se usan los jabones... NO normales...?)

-En algunas comidas congeladas Findus. SUGERENCIA PARA SERVIR:
DESCONGELAR PRIMERO. (A alguien se le ocurriría comerlo congelado?????)

-En el postre Tiramisú marca Savory (impreso en la parte inferior de la caja. NO DAR LA VUELTA EL ENVASE. (¡Uuuuups! ¡Demasiado tarde!...)

-En la caja de una plancha Rowenta. NO PLANCHAR LA ROPA SOBRE EL CUERPO (sin comentarios).

-En un jarabe contra la tos para niños. NO CONDUZCA AUTOMOVILES
NI MANEJE MAQUINARIA PESADA DESPUES DE USAR ESTE MEDICAMENTO (¿Los
niños manejan automóviles y maquinaria pesada?).

-En un cuchillo de cocina coreano. IMPORTANTE: MANTENER FUERA DEL ALCANCE DE LOS NIÑOS Y LAS MASCOTAS (¿que mascota podría jugar con un cuchillo?).

-En una tira de luces de Navidad fabricadas en China. SOLO PARA USAR EN EL INTERIOR O EN EL EXTERIOR (Ojo, única y exclusivamente...).

-En un paquete de frutas secas de American Airlines. INSTRUCCIONES: ABRIR EL PAQUETE, COMER LAS FRUTAS SECAS (eeh… ¿cómo comerlas con el paquete cerrado?).

-En una sierra eléctrica sueca: NO INTENTE DETENER LA SIERRA CON LAS MANOS(¡no se me habría ocurrido hacerlo!).

-En la caja de un televisor Wauta TV340: ANTES DE MIRAR UN PROGRAMA
ENCIENDA EL TELEVISOR (error… primero debe enchufarse).

-En el manual de un teclado RAZOR Keyboard XP. SI SU TECLADO NO FUNCIONA, ESCRIBAMOS UN E-MAIL A: TECH@RAZOR.COM (¿Como cresta les escribo un email?... ¡no tengo teclado!)

P.D. : Este texto no es mio, lo tengo guardado desde hace un par de años y anoche lo recordé cuando con C. nos reíamos por las instrucciones que traía una brújula que se acababa de comprar. NO sé quien será el autor, por lo que me disculpo de antemano por no poner su nombre.

martes, 29 de marzo de 2011

Filosofía barata

Dice la RAE

 Alma: sustancia espiritual e inmortal, capaz de entender, querer y sentir, que informa al cuerpo humano y con él constituye la esencia del hombre.
Sustancia: cualquier cosa con que otra se aumenta y nutre, y sin la cual se acaba. Ser, esencia, naturaleza de las cosas. Entidad a la que por su naturaleza compete existir en sí y no en otra por inherencia.
Esencia: lo que constituye la naturaleza de las cosas, lo permanente e invariable de ellas.

Lo que causa mis dudas:
Si el alma es una sustancia quiere decir que por naturaleza le toca existir en sí y no en otro por inherencia. El alma existe sola sin necesidad de otro. El alma no necesita del cuerpo humano para existir, pero este necesita de ella en cuanto principio de la actividad humana (considerando así mismo, que alma proviene de “anima” que se podría traducir como lo que anima).

Las dudas:
¿Existen cuerpos vivos sin alma? ¿O almas sin cuerpos? ¿Dónde están? ¿Existe un número determinado de almas? Y si en la tierra hay más cuerpos que almas ¿qué pasa? ¿Las almas cambian de cuerpo? ¿Cuándo? ¿Cómo? ¿Si las almas cambian de cuerpo quiere decir que es factible, que es verdadera la ley del karma? ¿Mi alma ha existido siempre? Si mi alma existe en sí quiere decir que ella no depende de mi cuerpo y que era antes de nacer yo y será una vez que muera ¿Será siempre igual? No creo, pienso que cambia: algunas veces para bien, otras para mal ¿Cómo hacer para que cambie siempre en bien? Tal vez yo como persona no puedo hacer nada puesto que mi alma existe sola… ¿quiere decir que una persona “mala” será “mala” siempre? ¿Cómo saber quién es “malo”? ¿La persona como “cuerpo” o su alma? ¿Será el alma ya que sin ella no existe el cuerpo? ¿es el alma lo que “anima” el cuerpo?

Si el alma existe per se, es independiente y autónoma ¿Qué puedo hacer yo para transformarla? Mmmm todo esto casi me suena a como que uno nace determinado a ser “bueno” o “malo” sin opción de cambio, y eso acabaría con la historia esa del libre albedrío, el motor que impulsa a las personas a moverse, a hacer cosas...

Creo que mejor me dejo de filosofía barata y sigo en lo que estaba...

domingo, 27 de marzo de 2011

bye bye domingo

Pitas pitas palomitas, en todas partes hay una cagadita...

En japón midieron mal la radiación y el el Premio Nobel de la Paz apoya una nueva guerra.

Cuatro letras, dos letras, cinco letras, un par de palabras... algo. Mover los dedos, deshilvanar ideas para hilvanar frases ¿fases? No, frases que vayan por fases. Etapas. Objetivos ¿metas? no way, resultados.

Aquí vamos... Ricardo Lagos no se calla, habla y habla en Tolerancia Cero... ¡mamá baje el volumen de la TV! sssshhttttt no digas nada que después me pelan por alegona y cascarrabias. No es mi casa, soy visita ¡compórtate Conqui! Súbamos el volumen... de la música... Mozart también te puede dejar sorda... ¡Jo! manera de hablar el viejo, run run run... ¡ni siquiera para a tomar aire!

Me aburre la gente habladora, me aburren los políticos. Soy autista, antisocial y poco amistosa. Caras vemos corazones no sabemos. Bla bla bla... todos opinando (¿yo también?) de cómo se deben hacer las cosas, de qué es lo mejor... No entiendo como el mundo es una mierda habiendo tanta gente con soluciones para mejorarlo ¿será que se quedan (nos quedamos) en el puro bla bla?

Bla bla bla el problema de la humanidad está en su ¿in?capacidad de comunicación. Mejor ser más básicos, como los monitos ¿o no?...

Se calló Lagos... no, madre apagó televisión; ni ella que es fanática de Tolerancia Cero aguantó al viejo latero... ¡increíble pensar hasta dónde llegó gracias al dedo!... Nunca he hecho autostop (iba a decir "nunca hice", pero aún estoy a tiempo de hacerlo, al menos mientras siga viva porque muerta lo veo medio complicado).

Otro domingo que se va y una nueva semana que empieza; marzo se acaba y se nos viene abril... ¡chuta que estoy clever!

Mi cabeza no para, en estos momentos está llena de cajoncitos que se abren y se cierran buscando información, ideas, links. Mi disco duro está desordenado y no encuentro las carpetas que necesito.

Definir etapas, racionalizar la foto que veo... ¡cresta! Me quedo pegada en el producto y no tengo ni la más puta idea del proceso. Esto quiero, así lo consigo: cajita aquí, cajita allá y cajita acá. Esta la lleno con esto, la otra con aquello y la que sigue con eso. Ok, algo avanza.

jueves, 24 de marzo de 2011

Firefox, Zemanta, y los helicóperos

Después de escuchar a más de uno alabando la velocidad del nuevo Firefox 4, decidí bajarlo y probarlo. No me pregunten si es taaan rápido como dicen,  porque la verdad es que no lo noto la diferencia en relación a Opera. Lo que sí puedo decir es que me he entretenido mucho buscando y probando los "juguetitos" que se pueden incorporar al navegador, así que aquí estoy, escribiendo lo que sea para probar Zemanta, pero al parecer esta cosa está programada para ayudar a los angloparlantes y no a los que escribimos en español ya que tecleo y tecleo y no veo que pase ninguna de las maravillas que supuestamente pasarían... la otra alternativa (y más probable) es que yo no haya cachado ni una de cómo funciona...

¡Paren las prensas!... algo está pasando...


Reviso la información que me entrega y tan perdido no está; como etiqueta me sugiere "Opera", "Firefox" en todas sus variantes, "browser" y "Zemanta"; reviso la barra con las fotos y además de mucho logo de Firefox me "ofrece" una pila de helicópteros... Disculpen... ¿he hablado de helicópteros yo aquí?

Resumiendo: es bueno saber que las "maquinas" aún no aprenden a escribir como los humanos y la creatividad aún no puede ser "mecanizada".

P.D. : Me gustó Zenanta.

viernes, 18 de marzo de 2011

The Clinic y el pseudo periodismo chileno

"Estoy harto del periodismo carroñero de The Clinic, esos pseudoperiodistas que contínuamente pierden toda compostura y se olvidan por completo de su deontología profesional, ese conjunto de normas específicas de la profesión que regulan la conciencia profesional de un informador, y que estan basadas en los principios básicos de la responsabilidad social y la veracidad informativa.
The Clinic prefiere la talla barata, la grosería, la promoción y perpetuación de la mediocridad por sobre lo respetuoso, lo valiente, lo ético, lo responsable y lo positivo. The Clinic prefiere abanderizarse ciegamente en torno a sus ideas políticas sin importarles el qué dicen ni cómo lo dicen.
Yo sé que es tan fácil como no seguirlos en Twitter o no leerlos, y mi malestar estaría solucionado, pero, ¿es de verdad así de simple la solución? Yo creo que no. Escudados en un mal entendido derecho a la libre expresión, estos elementos reparten su mensaje tóxico sin consideración a sus consecuencias. Es como el suplicio chino de la gota de agua… gota a gota con sus comentarios ácidos nos contaminan a todos, sobretodo a los menos preparados, a aquellos que son presa fácil por su limitada capacidad de reflexión, cuestionamiento y reclamo.
Para los periodistas, el informar y ocupar tribuna en forma responsable y veraz no es un derecho, es una responsabilidad, y es deber de todos fiscalizar que eso se cumpla."
The Clinic
P.D. Este reclano no es mio, es de @rebenque ; surgió a raíz de una conversación sobre lo que es "noticia" en los medios chilenos, y debo decir que a pesar de haberme reído en más de una oportunidad leyendo The Clinic, no puedo más que encontrarle razón en lo que dice.

lunes, 14 de marzo de 2011

¿Dónde se esconde la creatividad? Amy Tan

Ejercicio en 3 pasos

Paso 1
"Escriba 10 cosas que hayas hecho en tu vida y que literalmente te hayan 'cringe when you realize that you actually did them' (moya qué quiere decir exactamente y me da paja buscar en el diccionario; si lo "saco de oído" me suena a algo como '10 cosas que hayas hecho en tu vida y que hoy no harías por parecerte absolutamente disparatadas').

  • Tipo 6 años, prender un fósoforo escondida detrás de un sillón y luego ponerlo en toda la tira de fósforos para ver que pasaba…
  • Apostar que podía subirme a pelo y sin riendas a ese caballo y galopar…
  • Hacer el Camino del Inca en plena época de Sendero Luminoso…
  • Viajar con pitos a USA…
  • Bajar corriendo de noche por el cerro y en estado de intemperancia…
  • Irme a "jeepear" a las dunas de Punta de Choros sin saber "jeepear"…
  • Irme a Lima ¡y en micro más encima!…

Me faltan 3 para los 10; trato de concentrarme en el ejercicio y no puedo; sigo choqueada con lo de Japón, recuerdo el terremoto nuestro y no puedo dejar de pensar en que si es cierto que el mundo se está acabando, yo debería estar pensando en las cosas que quiero hacer en vez de estar recordando las cosas que me ¿arrepiento? de haber hecho en mi vida.

En la tarde vi "The Road", una película que habla del fin del mundo; empieza cuando lo que sea que pase, ya pasó, y un padre (Vigo Mortenssen, me encanta) y su hijo de unos 8 años, caminan y caminan en medio de un paisaje gris, gris, gris… lluvioso y frío, desolador. Ellos caminan y caminan y nada bueno les pasa; los únicos momentos en que hay color en sus vidas es cuando recuerdan el pasado, y yo no puedo dejar de preguntarme… si el mundo se está acabando… ¿qué mierda hago acá?… ¿no debería estar disfrutando lo que quede de tiempo en vez de rumiar y rumiar cómo hacer para darle en el gusto a todos? ¿estoy viviendo mi vida o estoy haciendo lo que quiere el resto? Ni idea si vendrá al caso pero no puedo sacar de mi cabeza a Hamlet y su "to be or not to be"…

martes, 8 de marzo de 2011

¿Día de la mujer?... ¡andá!

Once años atrás el día de la mujer en Chile no existía; y si existía era discretamente, sin salir en los diarios ni programas de televisión ¡ni pensar en las calles, oficinas o bares! Justo por esa época me fui a vivir a Italia y allí tuve la primera noticia que había una celebración llamada "Día de la mujer". Me enteré cuando pasé mi primer 8 de marzo en tierras tanas; me regalaron una ramita de algo muy parecido a la flor del aromo (Mimosa la llaman ellos) y vi que por la calle todas las mujeres andaban con una ramita parecida a la mía…

Pasaron los años, regresé a Chile y me encontré con la sorpresa que aquí también se celebraba el día de la mujer… ¡¿desde cuándo?!… ¿no era suficiente con importar hallowen o San Valentín? ¿Qué nos queda por celebrar que no sea nuestro? ¿San Patrick tal vez? ¿el 4 de julio?

No pienso entrar en polémicas de que si es discriminatorio o no celebrar el día de la mujer; la verdad que me da lo mismo ya que soy una convencida que exigir igualdad entre hombres y mujeres es una pelotudez porque de frentón no somos iguales… ¿qué mejor que a una le abran las puertas o lleven las maletas?... Lo que sí me molesta es que me manipulen, y con estas celebraciones estúpidas me siento absolutamente manipulada por las agencias de publicidad o tarados encargados de marketing que sólo buscan excusas para vender.

Me molestan estas celebraciones importadas; me molestan porque al final no es más que marketing, y lo que en su origen pudo haber partido como un acto conmemorativo de buena fe, a la larga se transforma en "compre compre"; y aunque una no se quiera contagiar y despotrique contra estas fechas "marketeras", igual se contagia y espera su "Feliz día de la mujer" y eso me empelota porque me siento manipulada por los medios y las agencias de publicidad y los comerciantes y la globalización…

Vamos vendiendo flores, vamos vendiendo chocolates y vamos creando expectativas de muestras de cariño obligadas ¡viva el consumismo! (¿dije comunismo?) y que la muerte de 146 personas (antes de ser mujer u hombre somos personas) durante el incendio de una fabrica textil de Nueva York en 1908 pase piola; que tampoco se haga barullo por la huelga de "Pan y Paz" en la Rusia de 1917... Ssshhhhtttt la fealdad nunca ha sido buena vendedora.

"Mimosa"

sábado, 5 de marzo de 2011

Y así por ser... ¿qué sería el eclecticismo?

Recuerdo perfecto la primera vez que escuché la palabra "ecléctico": fue en el colegio, en clase de filosofía. Recuerdo que tenía desesperada a la pobre vieja de tanta pregunta que le hacía y en algún minuto me dijo “parece ecléctica”.

Sonó campana, se acabó la clase y yo ni muerta me pensaba quedar con la duda así que busqué su significado en el Diccionario de la Real Academia Española (no existía Google en esa época) y me encontré con más o menos esto mismo:

Ecléctico, ca. (Del gr. ἐκλεκτικός, que elige). 1. adj. Perteneciente o relativo al eclecticismo. 2. adj. Dicho de una persona: Que profesa las doctrinas del eclecticismo. U. t. c. s. 3. adj. Dicho de una persona: Que adopta una postura ecléctica. U. t. c. s.

Eclecticismo. (De ecléctico). 1. m. Modo de juzgar u obrar que adopta una postura intermedia, en vez de seguir soluciones extremas o bien definidas. 2. m. Escuela filosófica que procura conciliar las doctrinas que parecen mejores o más verosímiles, aunque procedan de diversos sistemas.

Ahondando más, esta sería una historia aproximada del término...

Fue Diógenes Laercio, un historiador de la filosofía griega que vivió en la primera mitad del siglo II de nuestra era, quién usó primero el término eclecticismo, pero es Filón de Larisa quien le da significado y forma al término ecléctico (del griego ek-legein: elegir de diversas partes).

Filón de Larisa introdujo el eclecticismo en la Academia platónica que sobrevivía en el siglo I a. C., decía que las cosas en sí son incomprensibles, pero cuando uno se acerca a ellas empiezan a dejarse entender. Como buen griego andariego (posiblemente esclavizado, esa parte no la recuerdo) terminó en Roma dónde Marco Tulio Cicerón fue su discípulo, y es gracias a él que el eclecticismo, de cierta forma, se hace famoso.

Cicerón decía que las cosas no son incomprensibles, si no que somos nosotros quienes no podemos entenderlas; la verdad existe aunque no la podamos reconocer y por lo tanto no podemos anular la existencia de esa verdad, ni dejar de aceptar que hay auténtica certeza de las cosas.

Sólo poseemos probabilidades de verdad, aproximaciones o tanteos hacia ella; la verdad existe pero se esconde, y tal vez, aceptando muchas verdades y en diferentes momentos, logremos vislumbrarla.

Cicerón pensaba que el hombre debía huir de posturas dogmáticas enroscadas en su propia verdad, contrarias al debate y el diálogo, propensas a captar fieles, pero lejanas al intento loable de crear amistad y bonhomía entre los humanos.

¿Qué tiene que ver con el eclecticismo? Fácil: el eclecticismo se alimenta de concepciones distantes y hasta antagónicas entre sí porque lo que busca es síntesis creativa y equilibrada, no una adherencia ciega. Y esto es válido tanto para la filosofía como para la política, el arte, la ciencia… ¡hasta la cocina!

Ahora, para ser lo más justa posible y que cada quién tenga su propia opinión, cuento la otra versión de la misma historia: hay quienes dicen que el eclecticismo no es la búsqueda de nada, si no que más bien la tibieza típica de los que no se mojan el culo y son incapaces de tener ideas propias y sólo saben copiar...