viernes, 20 de mayo de 2011

Chile: hasta para protestar nos falta cultura

La idea no es mía, es una frase que B.Shaw dijo en algún momento...
"El hombre es el único animal al que temo; el león no es peligroso, no tiene ideas, no tiene religión, no es político ni posee espíritu caballeresco."
Veo en televisión imágenes de la marcha contra Hidroaysen, leo los comentarios en Twitter y, la verdad, no puedo más que concordar plenamente con Shaw. El hombre es terrorífico cuando pretende luchar por sus ideales; da lo mismo el cómo, lo que importa es imponer mis ideas.

No tengo nada en contra que los mapuches, ecologistas o estudiantes protesten todo lo que les de la gana, están en su derecho, lo que no me entra en la cabeza es que cada vez que lo hacen terminé quedando alguna embarrada.

Mañana es 21 de mayo, discurso presidencial en Valparaiso, rendición de cuentas y bla bla bla. Protestas anunciadas en el puerto, tantas que perdí la cuenta, sería necesario una guía psara saber en que esquina me toca ir a pararme: una por Hidroaysen, otra por el post natal, la tercera por reformas educacionales... En la intendencia se preparan para una batalla campal retirando de las calles todo lo que puede ser roto, robado o usado como arma mientras en Santiago no se ponen de acuerdo sobre las bombas lacrimógenas. The Chilean way.

En España las protestas están a la orden del día, la Plaza Mayor en Madrid está tomada hace rato, pero hasta ahora no ha habido ningún tipo de violencia, no se han robado cajeros automáticos ni roto vitrinas... Cultura que le dicen.

Señores, ser miembros de la OCDE no nos hace ser un país desarrollado, seguimos siendo tercermundistas ¿lo peor? no queremos verlo, no queremos reconocerlo, somos los "choros" del barrio...

No hay comentarios: