sábado, 13 de octubre de 2012

3 días de oscuridad...

... o al menos así dicen que ocurrirá a partir del 22 de diciembre de este: 3 días de oscuridad completa, sin electricidad, sin sol y sin ninguna de las comodidades “modernas”, y me pongo a pensar “... y si fuera cierto ¿cómo me preparo?”.

Mi gran preocupación es mi madre, mi familia, ellos están lejos y si les digo que se vengan al sur para estar juntos esos 3 días de oscuridad me van a internar... y yo los entendería, así que pienso en cómo “salvarme” yo en caso que me interesase salvarme, y el balance es positivo: sobreviviría sin grandes problemas aunque para ello debo hacer algunas compras y preparativos:

- Muchas velas para eso de la “oscuridad”; nada de pilas ya que dicen que serán problemas eléctricos generalizados y las pilas, hasta dónde mi corto entender alcanza, son “electricidad”, así que muchas velas y en lo posible varias de esas antorchas de jardín con litros de aceite para quemar.

- Agua, mucha agua mira que aquí el agua llega mediante bomba eléctrica, por suerte tengo el lago cerca pero durante los 3 días de oscuridad recomiendan no salir de la casa por el tema de los saqueos y eso ¿ventaja? vivo en una cabaña lejos de la civilización así que espero estar a salvo de ese tipo de problemas, pero cómo uno nunca sabe si se me aparece algún zombie extraviado, mejor comprar varias botellas de agua para, al menos, tener para tomar y lavarme los dientes (el lavado de pelo y poto tendrá que esperar a que pasen los tres días de oscuridad).

- Leña para la bosca, y que sea mucha porque tres días sin sol implica mucho frío... o al menos eso he visto en las películas. Mínimo 4 varas... mejor que sean 6.

Nota mental: Por suerte el jueves compré un hacha así que puedo usarla para hacer astillas o lo que haga falta (¿arma de defensa?)

- Comida para las gatas y arena para su “cantora”: nica abandono a las “chiquillas” porque me harán compañía y con su oído, mucho más agudo que el mío, me alertarán de cualquier cosa rara.

- Comida para mí: nada que deba cocinar, o si se cocina, debo dejarlo cocinado el 21 antes de correr el riesgo de quedarme sin gas que es lo más probable que ocurra. La lista de comida debe incluir varias latas de atún y otras conservas, fruta, lechuga, tomates, pan (si se pone añejo puedo tostarlo arriba de la bosca), arroz (debo recordar cocinarlo el día antes), huevos duros (idem ítem anterior), una tetera para calentar agua en el fuego para poder prepararme café, te, sopas para uno y puré... ¡eso! también debo comprar puré en cajas, leche larga vida, queso, miel y sacarina. Chocolate para la neura y nada de copete: quiero estar sobria para enfrentar lo que se venga.

- Libros: tengo un par aún por leer pero 3 días encerrada sola con dos gatas se me pueden hacer largos, así que mejor compro algunos nuevos.

- Muy importante: el 21 debo cambiar sábanas, toallas y lavar ropa, no quiero que llegue el 22 y me pille con todo sucio. También debo hacer aseo profundo y darme una ducha larga ya que puede ser la última en varios días.

Una duda: eso del “apagón” general el 22 de diciembre ¿será a partir de que hora según el meridiano de Greenwich? digo, para estar preparada mira que dependiendo del uso horario puedo tener horas de más o menos y eso no es un detalle menor ante lo que se podría venir....

No hay comentarios: